Ir al contenido principal

Ayer por la tarde me envio mi amigo y compañero creativo Pedro Villarejo la primera historieta de los últimos guiones que le mande. Me hizo muchísima ilusión retomar este proyecto de nuevo tras un año anterior algo seco en cuanto a creatividad Simpleworldiana. Me comunica que según sus cuentas llevamos ya... ¡Unas 60 paginas! Somos unos cracks. Tengo muchos bocetos mas para ir pasando a limpio incluida una muy graciosa de indios que estoy guionizando a medias con Adrián en nuestros momentos sofá. Ya en la noche recuerdo con Loles el Cámara Café. Lo busco en Youtube y me pongo a verlo un rato. Me descojono yo solo, pese al paso del tiempo, ha envejecido muy bien. Este tipo de formatos me encantan. Es un poco como el Simple World. Existe un escenario básico donde lo que prima son las conversaciones, personalidades, e interacciones entre los actores que pasan por este escenario. Mis dos Lolas se acuestan, al poco vamos Adrián y yo y me dice si mañana podemos ir a por churros que hace mucho tiempo que no vamos a comprarlos.
Hoy me levanto temprano, Adrián parece que me huele y pega un salto de la cama. Nos vestimos y salimos a la calle. Hace frío pero me encanta el olor y el silencio del amanecer temprano. La churreria del barrio cerraba los sábados, lo recordamos una vez allí. Mejor. Nos encaminamos hacia la de la Plaza del Sector Sur. Un paseo con el revitalizante frío acompañado de conversaciones diversas con mi nene. Compramos los churros, cojo una tarjeta del churrero (que también canta :) y pasamos por casa de la abuela y titos a dejarle churros antes de volver a casa donde Lola nos esperaba ansiosa. Terminamos de desayunar y me pongo a hacer las tareas con Lola aunque poco hay que ayudarle, ella sola lo hace estupendamente. Le saco el Lego para jugar. Fotografió Cuaderno Esto 4. ¡Ya disponible para su lectura! Sintonizo Rock Fm. Enciendo ordenador con la intención de maquetar carteles para nuestra Asociación Cultural ¡Katapum! Cómics. Terminó de maquetar cartel y me voy a recoger coche del mecánico, echo gasolina, compro un Lego City para añadir a la sudadera del Córdoba que le vamos a regalar a mi sobrino Nacho está tarde en su cumpleaños, compro el pan, tabaco, meto coche en la cochera, subo a casa... Cigarrito, cervecita, ratito de charla con Loles en la cocina, difundo cartel maquetado por Whatsapp y correo electrónico, comemos y nos echamos un poquito en el sofá a descansar antes de irnos al cumple. Pongo la alarma, enciendo Radio Garden y me sorprendo con un puntito verde que emite en la soledad del océano, a 1800 km de la Costa Africana de Angola. Es la Isla de Santa Elena. Desconocía por completo su existencia. Con Radio Garden y los viajes sonoros que hago por el mundo, me doy cuenta que el Imperio Británico de Ultramar es más amplio de lo que creía. Que diferencia con el Imperio Español de antaño que no supo gestionar como hicieron ellos y lo perdieron todo. No soy yo de muchos nacionalismos ni de separar la tierra por fronteras imaginarias pero si reconozco que un Imperio terrano bajo un nombre único (romano, hispano, britano...) que uniera a toda la humanidad acabaría con muchas tonterías. Volvemos cansados del cumpleaños de mi sobrino en Los Abetos... Esto de no descansar después de comer nos mata. Termino de actualizar y publicar una entrada antigua y nos bañamos. Loles pide Kebabs para cenar. Tomo una cerveza y un cigarrillo en mi cocina mientras llega el Kebab. En el exterior llueve. El monótono e incesante ruido de la lluvia me relaja enormemente. Me encanta un día lluvioso en casa y mas, si al día siguiente no he de madrugar. Es uno de los grandes placeres de la vida. Terminamos de cenar. Actualizo y publico otra entrada pendiente. Abro el Netflix y me dispongo a ver IO antes de acostarme.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Esta mañana he convertido Marte en una colonia habitable. Tras varios días haciendo malabares con los recursos técnicos, políticos y económicos disponibles, he conseguido el equilibrio necesario entre oxigeno, presión, agua y biomasa. Emprendemos el camino hacia un Marte libre donde intentar instaurar mejores formulas políticas, sociales, ambientales, culturales y económicas que en nuestra Tierra natal.
Hoy es mi primer día de vacaciones. Vetusta Morla suenan en mi reproducción musical aleatoria.
Comienzo a elaborar una nueva pulsera con los últimos nudos aprendidos y cuando esta gente despierte por aquí, iremos preparando nuestro viaje de mañana.
Ha pasado media mañana. He dado de desayunar a Lola, preparado cosillas para el viaje con Loles y me he enganchado un rato con el programa televisivo GotTalent. Aparecen manifestaciones creativas horripilantes pero surgen un par de ellas que me llegan al alma y erizan la piel. Se presenta un señor mayor que interpreta La Hiedra y una chaval…

Contenidos externos (2)

Contenidos afines

Etiquetas

Mostrar más

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Archivo

Mostrar más

Páginas vistas en total