Ir al contenido principal
Hoy comenzamos nuestro día creativo construyendo un zoológico. Me encantan las piezas estas de madera de colores de toda la vida para jugar con Lola. Me lo paso pipa haciendo torres y castillos. Pero Lola esta a un nivel superior. Con una pieza de puente naranja y una barra vertical amarilla te hace una jirafa. Con semicírculos verdes, las ranas. Con semicírculos amarillos, los leones. Con barras azules y semicirculos encima, los hipopótamos. Los elefantes son algo más complicados pero oye, aquí están también. Los visitantes del parque los acabamos pronto pintando con rotulador caritas en las piezas con forma de cubo. La puerta, puentes e infraestructuras varias esta tirado en comparación con la capacidad de crear formas con piezas tan limitadas. Pero claro, ese es un problema de la mente adulta, la mente infantil no tiene barreras ni fronteras y adapta o inventa espectacular e imaginativamente la realidad pero... ¿Que es la realidad? Se me ocurren toda una serie de ideas sobre esta pregunta que incluso podría desarrollar en un libro. Paso a ponerle un titulo y a elaborar un boceto pero antes de proseguir, observa nuestro zoológico AQUÍ ;)

LA CONSPIRACIÓN DE LA REALIDAD.
1. ¿Que es la realidad?
La realidad no es lo que creemos ver, al menos no en su totalidad. La realidad que consideramos como tal depende de nuestros sentidos y de la información que estos proporcionan a nuestro cerebro. Esta misma información es interpretada de manera diferente por cada individuo según su naturaleza personal junto a las influencias culturales, políticas, religiosas y sociales de su entorno por lo que diferentes individuos expuestos a una misma recepción de información, van a interpretar realidades distintas según sus condiciones físicas y mentales. Igualmente, existe un amplio espectro de colores, sonidos y olores que no somos capaces de percibir por nuestras limitaciones sensoriales. Por tanto, es lógico pensar que existe una realidad ampliada que desconocemos.
2. La existencia dimensional simultanea.
Por las limitaciones sensoriales anteriormente citadas, tampoco percibiríamos la existencia dimensional simultanea. Es decir, otras formas de vida podían estar al lado nuestra y no darnos ni cuenta, algo similar a lo que ocurre cuando vemos un hormiguero. Podemos estar durante horas observando el ir y venir de las hormigas y estas, por sus sentidos, no percibirnos aunque estemos junto a ellas. Solo si ponemos nuestra mano sobre el hormiguero percibirán algo (amenazante) que quizá ni siquiera identifiquen como un ser vivo si no como una causa, una acción "natural" (similar a lluvia o viento) que puede atentar contra su estilo de vida. Si extrapolamos a nuestra "visón humana" incluso podríamos identificarnos como un dios caprichoso y burlón, sobre todo, si es un niño el que juega con el hormiguero sin pensar en el daño que puede ocasionar a estos seres.
Los seres humanos podemos ser esas hormigas que a veces nos sentimos tocados por algo, que quizá siempre este (o estén) ahí y que hemos intentado definir con diversidad de nombres a lo largo de nuestra historia: Extraterrestres, fantasmas, gigantes, demonios, dioses, ELLOS... Seres que podrían existir simultáneamente junto a nosotros en una realidad ampliada que desconocemos. Me refiero a una multiexistencia que escapa de los parámetros "normales" del universo que apreciamos. Una multiexistencia que fusionaría planetas, universos, dimensiones, la misma esencia del tiempo (que no debería ser lineal si no existir a la vez todo lo que ha sido, es y sera), así como muchos otros parámetros que ni siquiera seríamos capaces de comprender.
3. Necesidad (o no) de entidades.
Todas esas entidades o presencias que creemos haber percibido, no dejan de ser un vago reflejo visto en un segundo por el rabillo del ojo. Estas presencias vagan entre la leyenda, lo ficticio o lo real por diferentes motivos:
1. La necesidad espiritual del hombre de tener un ser por encima de él al que alabar y al que maldecir por sus bienes y desdichas.
2. La necesidad de trascendencia y de buscar un sentido a nuestros actos; la justificación de no estar aquí para tan sólo vivir y morir. No aceptamos la muerte como un fin real de todo nuestro ser y creemos ser algo mas importante que cualquier otra forma de vida que solo es una pieza del engranaje cósmico universal. Quizá este engranaje sea la única forma de vida real. La suma y consciencia de todas las formas de vida existentes y quizá esto, es lo que percibamos muy levemente y bajo nuestra escasa capacidad, lo personifiquemos y enfoquemos como Dios.
3. La necesidad de control. Si alguien quiere que sigas unas normas no hay mejor manera que inventar un ser invisible que te controlara cuando el interesado en hacerlo no pueda estar junto a ti.
4. La necesidad de inventar seres que alimenten el miedo y la confusión para enmascarar acciones humanas secretas y polémicas dentro de los diferentes ámbitos de control político, económico y religioso.
5. La necesidad, en caso de existir, de negarlas o mantenerlas en una creencia de duda relativa ya que el encuentro directo y la confirmación a escala global de su existencia, cambiaría por completo nuestra sociedad y nos sumiría en el miedo y el terror reverencial suprimiendo toda imagen de superioridad como raza "inteligente", dominante, descubridora, autónoma y conocedora de nuestro mundo y universo circundante.
4. La estupidez de la imagen clásica extraterrestre.
En el tema extraterrestre existe una imagen infatilizada y estupidizada de estos. ELLOS nos presentan una imagen antropomórfica de estos y una adaptación a nuestro sistema de vida conocido. Es decir, nos hacen creer que viajan en naves espaciales, que viven en ciudades en otros planetas, que pueden tener conceptos similares a los nuestros tales como el bien, el mal, la conquista... ¡Trasladamos nuestra "cultura" a nivel supra-planetario! Que imbecilidad. Probablemente, si nos encontráramos frente a frente con un extraterrestre... ¡Ni nos veríamos! Pensemos en la evolución de una posible formas de vida en un planeta distante. Esta estaría definida por las condiciones climatológicas del planeta. Imaginemos un planeta gaseoso, de gases por definir. Imaginemos una forma de vida que surje a partir del gas, que su cuerpo y "consciencia" giran en torno a esta sustancia. Imaginemos un planeta lleno de ese gas, con formas de vida gaseosas que ni siquiera necesitaran alimentarse porque el mismo gas ha creado sus "cuerpos", gaseosos, indefinidos y autónomos de cualquier tipo de cadena alimentaria ya que los mismos gases existentes en el planeta los sustentan constantemente. Serian una especie inmortal (mientras existiese gas planetario), comunal, ya que aunque existieran consciencias eléctricas (similares a tormentas "vivas") en cuerpos gaseosos, estos cuerpos y conciencias estarían en constante comunicación y mezcla con sus nubes congéneres. ¿Que necesidad tendría la evolución (o algún dios juguetón) de dotar a estos seres de visión, oido u olfato? ¿Que necesidad tendrían estos seres de crear una sociedad como la nuestra? Puestos ya en situación, continuemos imaginado una llegada de nuestra especie a este planeta... ¿Que veríamos y haríamos?
5. Los viajes temporales.
Continuando con el problema de la antropoformacion extraterrestre hay una forma de encontrarle un sentido relativamente lógico. Este es el que seamos nosotros mismos viajando desde un futuro distante. De esta manera cobraría algo de sentido la constitución física similar y el uso de vehículos.
El viaje en el tiempo tiene muchos matices. Es real y factible pero como digo, con matices. El viaje en el tiempo lo hacemos todos nosotros cuando recordamos, cuando estamos concentrados en alguna labor o cuando nos angustiamos por algún posible hecho futuro. Tenemos aquí viaje temporal mental pasado, presente y futuro alternativo. Con esta exposición volveríamos a la existencia dimensional simultanea. Mentalmente podemos experimentar todo el tiempo simultáneamente sin necesidad de fluidez lineal como es en nuestra vida física. Aquí deberíamos separar el viaje mental ya expuesto y una futura ampliación o evolución de nuestra capacidad cerebral (¿o espiritual?) para realizar actuaciones mentales (¿o astrales?) y el viaje físico. Este estaría diferenciado y separado del mental o astral por estar planteado bajo la imagen clásica que tenemos de este tipo de viajes, es decir, a través de algún maquinaria fisica que traslade nuestro cuerpo físico a través de un "espacio temporal físico". Esta imagen clásica del viaje temporal  físico y controlable que tenemos no la considero factible (la mental, astral o espiritual en una futura evolución, si) aunque si existen algunos indicios físicos determinados, principalmente, por la velocidad de la luz. Si pudieramos observar con un telescopio un planeta en los limites del universo conocido, la imagen que veríamos de este seria la de su pasado, nunca podríamos ver su presenten porque la luz reflejada estaría condicionada por su velocidad en volver. Tenemos aquí, en la velocidad de la luz, un factor asociado al viaje en el tiempo.
Igualmente, si una nave espacial viajara a la velocidad de la luz, sus tripulantes experimentarían un viaje en el tiempo "no controlado". Su tiempo pasaría mas rápido que los habitantes de La Tierra. También tendríamos los agujeros negros, o agujeros de gusano, pero aquí todo es demasiado especulativo porque no se sabe (o no quieren que sepamos) si realmente son conductores hacia otra realidad y o tiempo.
6. Los extraterrestres terrestres.
Dentro de otro orden de posibilidades nos encontramos con la opción de plantear por completo la inexistencia extraterrestre como tal pero, a su vez, que esta afirmación no sea rentable para la industria armamentística y farmacéutica. En décadas pasadas la información (o desinformación) sobre la temática OVNI estaba a la orden del día en todos los medios así como en el debate de la sociedad. A día de hoy esto ha quedado relegado a círculos " frikis", prensa amarilla o industria del entretenimiento. Pues bien, en las épocas en que este tema entraba dentro de un ámbito más "serio" yo me planteo que no existían realmente y que eran creaciones terrestres. ¿Por qué? Muy sencillo. Con esta invención, la industria armamentística tenia campo libre para experimentar con todo tipo de armas y aeronaves posibles y la industria farmacéutica podía probar igualmente sus productos en todos los que afirman haber sido abducidos y tratados por estos "marcianos".
7. Lo extraño (y desproporcionado) de la investigación del espacio frente a la del mar.
La sonda Voyager 1 se encuentra a mas de 21 000 000 000 Km de La Tierra. Lleva mas de 40 años en funcionamiento y es el objeto terrestre de investigación mas lejano. Se prevee siga enviándonos datos de su aventura como mínimo hasta el 2025. Del mar, solo ha sido visto un 5% por ojos humanos, no hemos descendido mas de 12.000 metros y NO HAY NINGUNA SONDA INVESTIGANDOLO mientras que en el espacio, además de la Voyager 1, tenemos (o hemos tenido) las sondas Voyager 2, Rossetta (2004-2016), New Horizons, Pionner 10 (1973 - 2006), Pionner 11 (1973-1995) y seguro que alguna mas que no nos contarán. Nota aclaratoria: Las fechas citadas indican perdida de contacto por lejania o fin de su fuente de energía a base de isotopos radiactivos (salvo Rosseta que colisiono con el cometa 67P como consecuencia del objetivo de su ultima misión: La exploración del cometa citado). Pese a esto, me parece razonable mencionarlas ya que siguen viajando llevando el mensaje de quienes somos y donde estamos. Continuamos con las desproporciones citadas en el enunciado ya que me parece muy sospechosa esta abismal diferencia investigadora. Pensando en el por que de esto, se me ocurren varias posibles razones:
1. Que la investigación espacial aporte un beneficio que no es trasmitido a la opinión publica.
2. Que la investigación espacial tiene un beneficio económico al poder ser trasladada su tecnología y experimentación al sector armamentístico.
3. Que la investigación marítima no tiene ningún tipo de interés económico ni repercusión rentable para sus promotores.
4. Que se ha descubierto algo verdaderamente importante en el fondo del mar y se desvía la atención de la opinion publica para que esta mire hacia "arriba" en vez de hacia "abajo"
5. Que este "abajo" sea en verdad el verdadero universo infinito. Para entender esta suposición debemos desaprender. Olvidemos por un momento lo que nos han dicho de esta realidad y pensar en lo expuesto anteriormente de la existencia dimensional simultanea. Debemos pensar en un todo existencial sin limites físicos ni catalogación de lugares tales como planeta, universo, tiempo, arriba, abajo... Bien, partamos de cero pues e imaginemos que disponemos de un vehículo sin limitación alguna para viajar donde queramos. Imaginemos que nos encontramos en una playa y tenemos la misión de buscar vida (extraterrestre, intraterrestre o como la queramos definir). ¿Hacia donde dirigiriamos la nave? ¿Hacia el cielo o hacia el mar? Sigamos imaginando, sin limitaciones, sin saber nada de lo que nos han "enseñado". Disponemos de dos "universos" por explorar, el de "arriba" y el de "abajo". Pero sigamos imaginando y desaprendiendo. Tomemos nuestra playa como un punto de referencia sin arriba, sin abajo, sin planeta, tan solo pensando en la fluidez de una existencia y realidad aumentada por descubrir. Pensemos en el mar como en el universo. Nos sumergiriamos en el verdadero espacio profundo, desconocido e infinito lleno de vida " intraterrestre" y donde... ¿Quien sabe si encontraríamos los verdaderos extraterrestres?
Fin de la paranoia conspirativa (por ahora), continuamos flujo existencial "normal".

Dejo a Lola jugando sola después de un rato de compartir sueños arquitectónicos varios. Sigo a su lado pero en mi mesa de trabajo, observando de reojo sus tejemanejes, charlas con muñecos y cantos varios. Enciendo mi reproductor musical aleatorio. Suena Let Them Eat War de Bad Religion. Continuo con el dibujo que empecé antes de ayer.
Llega la tarde. Juego a Tentacle Wars. Enciendo mi reproductor y suena Judas Priest con Calm Before The Storm. Dejo el juego y continuo dibujando. Viene Lola diciendo que quiere jugar conmigo al Tente. Me pide que le haga una casita marciana con ruedas. Todo un reto. Me encanta.
Llega la noche y Adrián me pregunta si me puedo acostar con el. Jugamos un rato a Tentacle Wars antes de dormirnos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Contenidos externos (2)

Contenidos afines

Etiquetas

Mostrar más

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Archivo

Mostrar más

Páginas vistas en total